"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento".


domingo, 8 de noviembre de 2009

Meses

Meses, han pasado demasiados meses, y jamás me atrevi a leer nuestras primeras conversaciones
Por el hecho de que podía caer de nuevo en ese interminable abismo de agonia y tristeza.

Pero ayer en la noche sin nada más que hacer me di el valor de hacerlo.
Pero sabes, nisiquiera me dio el interés de poder terminarlas.

Simplemente llege a la conclusión de que no era la gran cosa.
Mi inagotable exageración me había jugado sucio.
No era lo que mi mente me hacía recordar.
Si no que se me había condicionado de tal forma que todo por un momento había sido perfecto.

La perfección misma...

Mi mente no supo como controlar eso y todos estos meses, todos estos días, todas estas horas.. tantas imagenes que pasaban por delante de mis ojos, tantas imagenes hermosas.. no eran para tanto.

No hay comentarios: