"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento".


lunes, 7 de diciembre de 2009

Añoranza de un lozano paisaje porteño.


No hay algo que extrañe más que la vista de mi ventana.
Extraño la grandiosa imagen que pueden ver de titulo de blog, es del 4 de agosto del 2007 pero continua igual de grandiosa, solo un tanto debilitada y ajada.
No es exactamente la de mi ventana, si no la de la pieza de mi mamá que quedaba junto a la mia.

Saben, en esta nueva casa, en este nuevo sector tengo una vista muy limitada, un patio de tierra y un poco de tantas casas iguales con un descomunal cielo maximizado en grandes tonalidades.
Es lo único que perdona tal hastiada vista cual tengo que contemplar todos los días.

Aquí tengo un escrito mio un mes antes de irme de mi antigua casa y llegar aquí donde vivo actualmente.


"En menos de un mes me cambio de casa, dejaré el deleite diario un tanto añejo últimamente de tantos colores que se peinan en tejados de lata, en este caso paredes que cada una tiene un significado vetusto, y no solo para mi vista atravez de estas ventanas, si no para mi. E vivido toda mi vida aquí, por una pequeña ecepción; pero muy pequeña; será algo totalmente nuevo. Me empezare a despedir de esta hermosa vista, que me satisfacia el extasis diario del poder contemplar un tipico cerro porteño, que tenía enfrente mio y sin olvidar que también constituía parte de uno, me despido de lo porteño quizás por no se cuanto, pero se que harto... supongo que para siempre. Extrañare la vista mas que nada, más que las sofocantes calles con gente indeseable, más que los marcos consumidos de las ventanas al iluminarse el sol del medio día, las pálidas ventanas de mis vecinos,,, más que la majadera prescencia canina, más que el casco oxidado y deteriorado de la gastada imagen de las casas deshabitadas, que me soslayaban al observar un punto fijo y cardinal. "

Una de mis mayores añoranzas es el hecho de que antes podía meditar observando mil acciones de personas a la vez del cerro de alfrente. Lo único que amo de esta nueva vista es el poder contemplar todas las estrellas en una noche despejada, hasta el planeta Venus.


No hay comentarios: