"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento".


viernes, 18 de diciembre de 2009

(L)



































Como gasto papeles recordandote
como me haces hablar en el silencio,
como no te me quitas de las ganas
aunque nadie me vea nunca contigo.

Y como pasa el tiempo que, de pronto, son años
sin pasar tú por mí, detenida.

Te doy una canción si abro una puerta
y de la sombra sales tú.
Te doy una canción de madrugada,
cuando más quiero tú luz.
Te doy una canción cuándo apareces
el misterio del amor,
y si no lo apareces, no me importa
yo te doy una canción.

Si miro un poco afuera, me detengo
la ciudad se derrumba y yo cantando.
La gente que me odia y que me quiere
no me va a perdonar que me distraiga.
Creen que lo digo todo, que me juego la vida,
porque no te conocen ni te sienten.

Te doy una canción y hago un discurso
sobre mi derecho a hablar
te doy una canción con mis dos manos
con las mismas de matar.
Te doy una canción y digo patria
y sigo hablando para ti.
Te doy una canción como un disparo
como un libro, una palabra, una guerrilla
como doy el amor.


Canción dedicada a mi Valparaíso, la letra expresa mucho.
Extraño mi pasado.



[Foto de cuando tenía como 14 años, es de mala calidad el efecto, pero ese angulo me mata, especialmente por el detalle del letrero de niños pasando que es por el cual volví dos veces a ese mismo sitio. Ese letrero ya no está, así que una nueva foto no sería lo mismo.]



No hay comentarios: