"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento".


domingo, 24 de enero de 2010

Una noche diferente.




No me acuerdo perfectamente pero me dieron unas grandes ganas de escuchar Special Needs de Placebo, bajo la ligera luz de velador que estaba en el piso. El silencio de la habitación y las respectivas sombras de las cosas.
No tenía internet, así que era una de esas noches para meditar, meditar bastante.
Special Needs a modo de repetición, derrepente recorde... las estrellas. Las estrellas sobre esta zona que tanto han significado para mi, se basan en recuerdos y experiencias que he vivido desde los comienzos de mi estadía aca.
Paseo por las calles desoladas, ni un alma por las calles, solo tú y yo observando el inmenso esplendor que se nos otorga a lo alto. No hay palabras, no son necesarias, solo satisfacernos la vista.
Tantas, miles, millones de luces blancas, con tanto fulgor. Las constelaciones, las formas, y las tantas teorías que no pertenecen al planeta Tierra.
La infinidad del universo en la oscura noche, la revelación de su grandeza ante tus ojos.

En fin, con Special Needs salí a mi terraza a apreciar lo anterior, tanto tiempo sin hacerlo, no podía evitar dar vueltas en el mismo metro cuadrado, con la frente en alto y con una sonrísa en el rostro. Nisiquiera Paco me molestaba, como si todo hubiera conspirado para que disfrutara ese momento.

Como escribí en un mensaje: "Tantas, son miles y más, las estrellas... en la plena castidad de la inmensa oscuridad", algo por el estilo, no recuerdo muy bien.

Por coincidencia no era el único observando del bello panorama, una persona por casualidad escuchaba Special Needs al mismo momento que yo, contemplando el mismo paisaje de la oscura noche, fue un momento de conección especial.

Saludos.

No hay comentarios: