"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento".


sábado, 29 de mayo de 2010

Se acaba el tiempo.

Ahora que ha llegado el momento, el momento de sentar cabeza
el momento en el que porfin se cumplieron mis deseos de joven adolescente hace años...
Se nota que solo era un niño que anhelaba cosas que estaban fuera de su alcanze, mental, fisico, de todo tipo de alcanze... solo eran sueños absurdos y sin sentido. Sueños que ahora en día se están haciendo realidad. No se si alegrarme o entristecerme, me cae esa gigantesca duda. Me hace creer que ya no hay tiempo para juegos, que ya no hay tiempo para vanalidades, que es Hora y que hay que enfrentarlo de la mejor forma. Estoy a muy pocos pasos de completar la escalera y una vez al llegar a la cima ver un nuevo espacio totalmente ajeno para mi.. comparado con lo que fue toda mi vivencia de niñez y de pubertad, un lugar que tanto ame por su imposibilidad, un lugar que tanto admire por el solo hecho de las personas que lo habitaban, un lugar ni tan cerca ni tan lejos. Un lugar al que ahora le temo.

1 comentario:

ALL.Done dijo...

y un consejo: cuando subas a la cima de tu escalera, no mires hacia abajo: podrías caer.

un abrazo (=