"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento".


miércoles, 28 de julio de 2010

¿Te Atreves?


Divagación desolada en busca de deleitosos rumbos,
La astuta Rue Rivoli abre sus brazos,
desde Mahler hasta la Concorde.

Seducción erótica de la cornea a manos del Louvre,
contemplación encantada por el descaro de D'Orsay.
El sensual galanteo del Palais Assemblée nationale,
al más puro estilo Bourbon.

Con la libido al borde, la lascivia despótica.

La composición atrevida de le Champs Elysées,
y el voluptuoso trocadero doblando hacia la izquierda al distrito XVI...
El orgasmo perfecto en empírea ofrenda

Un desfile de lo más glamouroso.
En un lujurioso acto digno de un adicto al placer,
un pecado tal del que jamás tendríamos perdon alguno.


Dios nos Salve

Intenta llegar con vida hasta le avenue Gustave Eiffel sin mirar atrás.




No hay comentarios: