"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento".


miércoles, 9 de julio de 2014

Hoy

Jamás en mi vida pensé que llegaría a estar tan solo como ahora. La soledad es mi gran compaøia desde  ya hace un tiempo. Quién me viera en un pasado, rodeado de multitudes de personas, inmerso en un aura de inocencia e inconsciente estabilidad y equilibrio absoluto. Mas o menos desde que viví el proceso más intenso de mi vida, hace 3 aøos, el curso de mi existencia cambio radicalmente. Hoy en día, con las respuestas del Universo en mi mente, no puedo evitar sentirme increíblemente solo. Como desolado del resto de la humanidad, de la sociedad, de las personas en general. He leído por algunos lados: los iniciados son personas solas. Pero en mi caso, esto ya se hace desesperante.

He encontrado pocas personas que han comprendido ese "algo" que ocurrió en tal fecha. Pero son personas, que iguales a mi, vamos y venimos por los senderos sin fin, sin límites; en donde nada nos detiene, en donde no existen obstáculos. Y por lo tanto, no se han quedado, al menos más allá del entendimiento y mutuo consuelo.

Hace 3 aøos que mi vida cambio, precisamente el día 9 de Junio de 2011 que las cosas comenzaron a modificarse. Actualmente vivo una vida totalmente distinta. Soy una persona completamente distinta. Aveces no me reconozco, no se quién soy. No sé quién es este ser que ha reemplazado la consciencia del que tuve por 19 aøos de mi vida. Todo lo que pude concebir de la realidad hasta ese entonces es ahora distinto. Todo ha cambiado. Todo. Nada es como antes.

Ha sido un nuevo nacimiento y aún me encuentro en la prematura infancia.

Aveces no sé como reaccionar a este día a día, a esta lenta cotidianidad. Intento hacerlo con positivismo y felicidad. Y eso es lo que siento... felicidad intensa, por poseer dicha condición caída del cielo... pero aún así, algo me falta. Algo primordial.
Ese algo desapareció de mi sistema.
Y dudo que ese algo vuelva.

Estoy muy solo, me siento más solo que nunca en mi vida. Si bien pasé soledades tremendas en estos aøos, pues yo creo, que la que siento en estos instantes, es la más grande y descomunal.
Ya que antes era una soledad que no comprendía, que solo venía y aceptaba pasivamente. Pero la de ahora es distinta, ya que esta la vivo de forma consciente. Y ahora, una vez comprendido el porque de su existencia y manifestación, ha llegado el momento de asumirla.

Estoy muy solo y aveces no sé que hacer con esta soledad.



Felipe.

No hay comentarios: