"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento".


sábado, 18 de noviembre de 2017

Sensaciones diversas.

Aveces siento mucha impotencia, como en estos momentos. Realmente, estoy muy agradecido de todos los obsequios que se me han concedido, quizás por mi esfuerzo. Estoy con gran cantidad de actividades y no alcanzo a hacer ninguna perfectamente bien debido a la implicancia física y energética que todas implican. Siento que los días son demasiado cortos y no tengo tiempo para realizarlas todas como corresponde.
Actualmente estoy trabajando, estudiando y cumpliendo un cargo importante en la Or:. Mas:. como PV:. de la Resp:. Log:. Mozart n°301 del Va:. de Valparaíso. A la masonería le presto más atención que a cualquier otra actividad de mi vida, siento que me llena demasiado.
Aveces olvido que estudio psicología, nunca tengo tiempo para estudiar, sinceramente con dos días de anticipación como máximo. Y no es porque no me guste o no me llame la atención, si no porque tengo clases casi todos los días de la semana en la noche, llego cerca de las 23:30 a mi casa y sólo a comer y a dormir, ya que al otro día, en un horario muy ajustado, debo levantarme temprano para ir a trabajar cada día. Luego del trabajo, sólo me quedan un par de horas para almorzar y luego ir a la U y así sucesivamente. A que hora se puede estudiar ?!?!?!. Considerando que sólo tengo un día libre a la semana que es el sábado y que, debido a la demanda de mis muchos amigos, debo ver a uno u otro porque todos sabemos que es fundamental mantener las amistades al día. Rara vez descanso un día sábado.
El día domingo está lleno de actividades como las compras, limpieza de hogar, limpieza de patio y salir con Paco, dormir un poco para reponerse del cansancio de la semana es también válido.
Vale decir que más encima vivo lejos. Si viviese en centro de Viña tendría más tiempo para el estudio, el descanso y quizás algo para mi vida personal, pero vivo aquí lejos. El promedio que estoy sobre micros al día es de 3 horas, 3 horas al día estoy sobre micros y no necesariamente siempre sentado, con mochilas pesadas que llevan almuerzo, libros y cuadernos.

Antes me volvía demente agregandole el gimnasio y el ejercicio, realmente no descansaba en absoluto, cada rato libre lo ocupaba para entrenar con pesas en el gym o en mi casa, pero no estudiaba casi nada, mucho menos de lo actual. Ahora que llevo muchos meses sin entrenar he podido subir considerablemente las notas, pero igualmente me fue muy mal en una prueba el jueves, porque era demasiado que leer y a que hora ?!!?, no existe momento para leer y estudiar tanto. Constantemente hay actividades e incentivos externos que impiden la reflexión.

Pasé de tener un excelente físico, marcadito e incluso por temporadas con sus buenos músculos, a ser un flaco como lo era antes (y con gordura abdominal). Ya no me queda casi nada de lo que alguna vez tuve, pero no me da la fuerza para volver a esas andanzas deportivas, esto ha sido más fuerte que mi ex vida deportiva o la vanidad del cuerpo que hoy en día está tan de moda.

Antiguamente meditaba todos los días, creen que hay tiempo para eso ahora?. No.
Mi regla de 24 pulgadas es muy extrema, pero son las distancias la que me complican, además del Paco, al cual amo, pero no tengo mucho tiempo para dedicarle tampoco y él lo sabe.

Aveces no me da la cabeza para guardar tanta información. Siempre me he considerado inteligente, pero ahora creo que he perdido mucha de esa capacidad, no se por qué, quizás es la edad. Pero cuesta que me quede la información mas de unos pocos días, o incluso un día. Todo se me olvida y olvida, no sé por qué. Aveces tomo pastillas para la concentración pero sólo me hacen estar vivaracho un rato.

Es tanta tanta la actividad que hago todo a medias o mas o menos. Derrepente por querer descansar unos breves minutos más, estoy llegando tarde a algún lado o dejando de cumplir con algún compromiso.

Ya llevo años así y se está volviendo insano.

Trabajo todos los días para que el sueldo me dure 10 días. Ya por la quincena no me queda ni un cuarto del sueldo, pagando Ripley, creditos, la universidad, toda la locomoción y hasta el más mínimo de mis gastos. Porque en realidad NADIE me ayuda.
Yo me pago todo y corresponde, pero aún así a muchos los ayudan, a mi no me dan ni mil pesos, salvo pequeñas y raras ocasiones.

Tanto trabajar para que no dure nada el dinero, Tanto trabajar para que no quede tiempo para estudiar. Estudiar una carrera y no estudiar lo suficiente sus ramos, que sentido tiene?, si igualmente psicólogos hay miles y la competencia es extrema, más lo será en unos pocos años.

Me carga no poder ser el estudiante que me gusta ser. Si no trabajara podría estudiar tranquilamente, hacer mis deportes y descansar más, llevar una vida más sana. Pero no tendría dinero y nadie que me ayudase, en ese caso mi madre y mi familia no pueden ayudarme, están muy justos y nadie podría darme dinero para la locomoción.

Corresponde que trabaje y estudie. Aveces agradezco no tener hijos porque ahí si que sería terrible.
No puedo ser el estudiante que quiero ser, me gusta ser uno de los mejores y tengo todas las herramientas, capacidades y virtudes para serlo, pero simplemente me debo conformar con ser un estudiante mediocre, a la verguenza de todos mis compañeros y profesores por ser sólo uno del montón. Siendo que si tuviera el tiempo realmente no estaría así, sería un muy buen alumno, pero me es imposible por la cantidad de cosas y actividades.

Tampoco tengo auto ni mucho menos se manejar, así que esa realidad está muy lejana a mí aún. Pero harto que simplificaría las cosas, las horas de viaje en micro, los dolores de espalda por la mochila pesada y más.

Tengo tanto que leer y aprenderme y curiosamente mi mente anda floja, debe ser el estrés pienso aveces. No le encuentro otra explicación porque yo soy hábil mentalmente hablando, pero mi mente está en otra, simplemente no funciona como debería ser o como alguna vez lo hizo. Aveces creo que nunca fui tan inteligente, si soy una persona muy culta, pero quizás no soy tan inteligente, así de simple. Me cuesta guardar muchas cosas en mi cabeza y están constantemente yéndose al olvido.

Tengo aproximadamente 18 amigos, lo cual es harto, y debo a todos dedicarle tiempo de vez en cuando, sólo así se mantienen las amistades. Y eso también es agotador, ya que implica dinero y tiempo.

Lo bueno es que han agarrado la costumbre de ir a verme al trabajo así que ahí mato dos pajaros de un tiro.

En fin, creo que ya me he desahogado, sólo quería sacar esta información a la luz.
Mas encima actualmente estoy pinchando con alguien y también le quiero dedicar tiempo y energía, ya que tampoco hay que dejar la vida personal de lado, en absoluto.


FELIPE



Conclusiones: Hace unos años tenía tanto tiempo que no hacía nada en todo el día, sólo pensaba y sufría jajaj, pero ahora es impresionante como llueven las oportunidades. Aveces me imagino siendo el presidente de la república, si ellos pueden con tantas cosas y son mas viejos, por qué yo no ?

domingo, 26 de febrero de 2017

Siento que vine al mundo a conocerlo completamente. Siento que vine a hacer de todo, a probar de todo, sólo así puedo disfrutar realmente la vida. He sentido a más no poder, he vivido lo imposible, he caminado por las calles más oscuras, como también he visto al Sol sonreírme especialmente a mí. La vida para mí es una danza, una poesía que hay que vivir. Vine al mundo a sentir, y he sentido, vaya que he sentido. He vivido la alegría máxima rebalsando mi ser, he sentido el mayor de los éxtasis sexuales, he llegado al pick del orgasmo y he sentido que subía a lo más profundo de la noche. He sufrido penas que muy pocos en el mundo han sufrido, he visto la oscuridad, he visto la vida. La vida es una danza que bailo y amo, amo con todo mi ser el sentir la intensidad de la existencia. Eso me hace un ser completo, no tengo miedo, muy pocas cosas me dan miedo realmente. Vivir tan intensamente me ha vuelto en un temerario. He reído, he coqueteado a más no poder, me he enamorado y he detestado. He sentido lo invisible del mundo y he jugado profundamente con mi imaginación. Amo mucho mi vida, amo mucho todo. Soy un eterno agradecido.